Close

BATERIAS de los cigarrillos electronicos

Para dar una aproximación del tiempo de vida de una batería, debemos saber que todas contienen algún tipo de pila recargable dentro como fuente de energía. La vida útil de una pila se mide en ciclos de carga, que no es más que las veces que puede ser gastada y recargada antes de empezar a perder rendimiento y posteriormente, estropearse. 

Lo que sí se pueden dar son unos consejos sobre su uso para optimizar su vida útil:

La composición de las baterías de Litio-Ion hace preferibles las descargas parciales a una completa. Si es sometida con frecuencia a pérdidas totales de energía, sus circuitos pueden asumir un desperfecto que activará un mecanismo de bloqueo. Un 80% a 90% de baterías consideradas ‘defectuosas’ llegan a servicios técnicos por este motivo. 

 

El exceso de carga reduce su vida útil y su capacidad máxima. Su vida teórica es de unos 3 años, o sometidas a continuos ciclos de carga y descarga tienen un margen mínimo de 300 recargas y un máximo de 1000. Es mejor no dejarlas descargarse por completo, y lo ideal es recargarlas siempre en distintos “momentos de la descarga”, dicho de otra manera, es mejor ser anárquico al recargarlas y no sistematizarlo, así los ciclos de carga y descarga permiten una mayor vida útil.

 

Baterías de Litio-Ion: Mitos y Leyendas

Fuente: Foro Vapeando usuario d4n13lus

Más consejos de mantenimiento de baterías de Litio-Ion (Li-Ion):

Muchas de las cosas que se escuchan sobre la manera en que se deben cargar y almacenar las baterías modernas, no son otra cosa que mitos heredados de la forma en que se deben tratar las antiguas baterías de níquel.

 

Antes de pasar a las recomendaciones es necesario aclarar que las baterías de Li-Ion tienen una vida útil que puede variar entre los 3 y 5 años. Todo dependerá de la forma en que sean cargadas, pues solo resisten entre 300 y 1.000 cargas, y también de las condiciones de uso a las que sean sometidas, ya que su rendimiento se ve afectado por temperaturas muy altas o muy bajas.

 

1.- Carga la batería cada vez que puedas: Al contrario de lo que muchos piensan, dejar descargar las baterías de Li-Ion por completo, es decir al 0%, tiene un efecto negativo sobre éstas. Recargar por completo hace necesario el uso de un mayor número de ciclos de carga. Lo recomendable sería dejarlas descargar hasta un 40% o 50% de su capacidad y recargarlas nuevamente.

 

2.- No cargues las baterías al máximo de su capacidad: Por increíble que parezca, no es recomendable cargar las baterías de nuestros dispositivos hasta un 100% de su capacidad, de hecho lo recomendable es cargarlas hasta un 80% o 90% de su capacidad total. En caso de no poder evitar cargarlas hasta el 100%, lo ideal es desconectarlas del cargador cuando se alcance este límite. Al permanecer conectadas más de lo necesario se producen en la batería unos “mini-ciclos” de carga que terminan disminuyendo su vida útil.

 

3.- Descarga la batería por completo una vez al mes: Si bien es un contradicción del primer punto, existe una razón para esto. Las baterías de iones de litio también son conocidas por ser inteligentes, esta “inteligencia” es la que permite que los dispositivos nos avisen sobre el tiempo de carga aproximado que le queda a la batería. Como consecuencia de varios procesos de carga y descarga, estos valores dejan de ser exactos, para recalibrar la batería los fabricantes recomiendan realizar una descarga completa.

 

4.- Usa el cargador correcto para tu tipo de batería: Cargar las baterías haciendo uso de cualquier cargador no solo contribuye a reducir su vida útil, sino que además puede ser peligroso. Una batería que se conecta a un cargador inadecuado puede sobrecalentarse e incluso incendiarse. Procura usar siempre el cargador suministrado con la propia batería o dispositivo que la utiliza.

 

5.- No te preocupes por la primera carga: Muchas veces al comprar un dispositivo nuevo algunos vendedores recomiendan cargar por completo la batería antes de darle su primer uso, algo que, para nada, es necesario. El funcionamiento de una batería Li-Ion en la primera carga es igual a cualquiera de las siguientes.

 

6.- Almacena las baterías en un lugar fresco: En caso de que necesites almacenar una batería por mucho tiempo, lo más recomendable es dejarla cargada hasta un 40% de su capacidad total y depositarla a una temperatura cercana a los 15 °C. El calor puede dañar por completo la batería si se deja guardada por mucho tiempo. Una batería de iones de litio almacenada de manera correcta puede retener hasta un 80% de su carga y funcionar perfectamente incluso después de haber estado en desuso por 6 meses.

 

Fuente: Bitelia


Close